Jorge y Guillermo tienen más que sangre en común. Licenciados en Economía por la Universidad Complutense de Madrid con cinco años de diferencia, los hermanos Espinós Gozálvez se adelantaron a la fiebre emprendedora y en 2008 crearon Viajabien.

Desde entonces hasta hoy la empresa ha trazado una curva de crecimiento constante. Probablemente la clave esté en haberse adaptado a los continuos cambios del sector y a las nuevas tecnologías. Y, por supuesto, mucho trabajo.

La Tertulia ha hablado con Guillermo, el menor de los hermanos.

 

  • Antes de terminar la carrera universitaria, empiezas a trabajar en Viajabien con tu hermano mayor. ¿Qué os llevó a decidir montar vuestro propio negocio y por qué de viajes?

Estaba terminando el colegio cuando mi hermano Jorge me propuso que le ayudase con la agencia. Empecé a trabajar a tiempo parcial mientras iba a la universidad, con la idea de incorporarme al terminar de estudiar. Desde que me incorporé a Viajabien he aprendido muchísimo en todos los aspectos que rodean a una empresa. El sector es increíble y tiene potencial. La posibilidad de crecimiento dentro del sector y las diferentes ramas en las que te puedes especializar son las cosas que más nos llamaron la atención.

  • La agencia de viajes Viajabien fundada en 2008 da paso al año siguiente a la corporación turística Grupo Viajabien. ¿Hubo cambios fundamentales?

Al principio la idea con la que se fundó Viajabien era empezar con un proyecto empresarial a corto plazo y ver cómo funcionaba. La inversión fue mínima y empezamos a vender viajes a amigos y familiares. Poco a poco el sector nos fue gustando y vimos que había un nicho de mercado en el que haciendo las cosas de forma distinta podríamos alcanzar una buena cuota de mercado. Poco a poco el proyecto ha ido tomando forma y cada vez las cosas se ponen más serias. No hemos perdido de vista nuestra objetivo final, que es tener una agencia de viajes del siglo XXI que dé soluciones prácticas y de calidad al viajero moderno.

 

Grupo Viajabien - Jobientation

 

 

  • Se disparan las páginas web de reservas de vuelos y hoteles y se produce una crisis del modelo de negocio tradicional. ¿Cómo reaccionasteis para no quedar atrás?

El sector de las agencias de viajes vacacionales se ha transformado por completo y ya las agencias operan todo a través de Internet y por teléfono. El usuario final ya puede encontrar en las OTA´s (Online Travel Agencies) todas las soluciones que necesita para sus vacaciones personales. Sólo acuden a una agencia cuando necesitan un viaje más complicado y cuando la agencia da un valor añadido. Es por eso que nos hemos especializado mucho en cada rama. Cada departamento cuenta con profesionales con perfiles muy distintos para poder ofrecer a cada cliente lo que más se adecua a su búsqueda.

  • Viajabien arrancó con viajes de estudiantes y de grupos y hoy gestiona toda clase de viajes e incluso ha derivado servicios de alquileres de coche. ¿Cómo habéis gestionado este crecimiento?

El cambio que ha sufrido Grupo Viajabien desde su inicio ha sido radical. La gestión del crecimiento ha sido paso a paso, gestionando cada nuevo cliente como si fuera el primero. Hemos ido aprendiendo de los errores y hemos aumentado la plantilla a medida que iba siendo necesario, sin basarnos en expectativas.

Este año las previsiones de venta son de 15MM divididos de la siguiente manera:

  • 60 % de nuestra facturación viajes de empresa
  • 10 % en viajes online
  • 20 % En viajes de grupo y estudiantes
  • 10 % en viajes a medida

  • La plantilla de empleados también se ha ampliado. ¿Qué valoráis a la hora de contratar?

Valoramos sobre todo la capacidad de aprendizaje, coherencia y capacidad resolutiva. Estamos en un mundo en el que el cliente tiene herramientas a su alcance para comparar todo nuestro trabajo. El cliente espera de nosotros que seamos capaces de darle soluciones. Nos gusta decir que en Viajabien trabajan los mejores profesionales del sector, y realmente lo pensamos. Es muy difícil entrar pero muy fácil quedarse. Apenas tenemos rotación de personal.

  • En un reportaje para Cinco Días en abril de 2015, la compañía se define más como consultor tecnológico que como agencia de viajes.

Exacto. Antiguamente una agencia de viajes era un emisor de documentación e intermediario imprescindible para poder realizar un viaje. Hoy en día eso no aporta ningún valor y hay que buscar el valor añadido en otros aspectos. Hemos desarrollado algunas plataformas propias para nuestros clientes y otras las subcontratamos. Lo que tenemos claro es que nuestros clientes deben disponer de las mejores tecnologías disponibles en cada momento. El mundo cambia por momentos y la tecnología avanza a una velocidad espectacular. El mundo del turismo es muy reticente a adoptar las nuevas tecnologías. Creo que algo que nos diferencia es que no vemos las nuevas tecnologías como una amenaza, sino como un nuevo aliado.

  • En el terreno práctico, ¿qué ha supuesto pasar a formar parte de la asociación Travel Advisors?

Formar parte de Travel Advisors ha supuesto un gran paso para nosotros como agencia referente en el sector del Business Travel. El respeto y la capacidad de negociación ante los proveedores se iguala al que tienen otros competidores más grandes. Los proveedores valoran mucho las formas y la calidad con la que se trabaja desde dentro de Travel Advisors. Todo esto se convierte en un gran valor añadido para nuestros clientes.

  • ¿Habéis vivido algún momento crítico? De ser así, ¿cómo salvasteis la situación?

Realmente no. Hace dos años vivimos una reestructuración accionarial en la cual quedamos Jorge y yo como socios principales. Desde entonces las cosas han ido mucho mejor y en sólo dos años hemos doblado el tamaño de la empresa.

  • Han pasado unos ocho años desde el principio de Viajabien. ¿Qué balance haces de todo este tiempo?

¡Qué te voy a decir! He pasado de organizar el viaje a Mallorca a mi curso de 2º de Bachillerato a llevar con mi hermano una empresa con veintiséis personas en plantilla. El balance es muy positivo. Por suerte todavía somos muy jóvenes y tenemos muchas ganas de seguir creciendo. No paramos de buscar proyectos nuevos dentro de nuestro sector para seguir creciendo como empresa.

  • Sabemos que en España no es fácil montar un negocio, en especial por las trabas administrativas. Más que la creación de la empresa, la dificultad reside en su consolidación. ¿Qué consejo das a los emprendedores?

Hay que trabajar y tener ilusión en el proyecto que uno se embarca. Podrá salir adelante o no, pero si se bajan los brazos nunca se sabrá si ese proyecto podría haber funcionado.

  • ¿Dirías que has encontrado tu sitio y no sólo un empleo?

Sin duda. Las posibilidades que me ha dado Viajabien de seguir creciendo e ir conociendo el mundo empresarial en todos sus componentes no creo que las hubiese encontrado en otro sitio.