Aparte de las medallas olímpicas, ¿qué tienen en común Saúl Craviotto, Mireia Belmonte, Carlos Coloma o Carolina Marín? La UCAM. La Universidad Católica de Murcia es la segunda del mundo, después de Stanford, con más medallistas olímpicos.

La UCAM tiene entre sus alumnos hasta 250 deportistas de élite gracias a un modelo de mecenazgo privado al estilo de las universidades estadounidenses. Pablo Rosique, director de deporte de la UCAM, dice que “una de las claves del éxito es que además de la beca indefinida y de poner nuestras instalaciones y preparadores deportivos a su disposición, les adjudicamos un tutor académico personal y les planificamos las materias de estudio, los ejercicios y exámenes en sistema online o semipresencial, pero siempre en función de su tiempo disponible“.

El piragüista Craviotto añade: “necesitamos formarnos, pero compaginar los entrenamientos y las pruebas con la universidad es casi imposible. Soy patrullero de la policía y tengo una niña muy pequeña; imagínese el tiempo que me queda después del entreno. Si acepté la oferta de la UCAM es porque nos dan herramientas de estudio y flexibilidad“. Parece que aquí sí llueve a gusto de todos.

La mayoría de los deportistas opta por el grado en Ciencias del Deporte, pero la Psicología Deportiva o la Publicidad y las Relaciones Públicas también son titulaciones recurrentes.