En Navidad, turrón y en Semana Santa, torrijas -también llamadas tostadas o torrejas-.

Al investigar sobre el origen de estos dulces encontramos varias historias. En la Europa medieval era común comer pan migado en leche y endulzado. Por otro lado, según la revista Esquire, la receta se ideó hacia el siglo XVII para aliviar el dolor de las parturientas.

Pero al parecer, en el siglo XIV, el recetario Le Viandier de Taillevent incluía una receta de tostadas que se bañaban en yema de huevo batido antes de pasarlas por la sartén. Después se espolvoreaban con azúcar.

Vengan de donde vengan, se trata de un dulce muy típico de Semana Santa. Si no te convencen existen variantes que seguro que se ganan a tu estómago, como las torrijas de chocolate. En -casi- todas las casas se preparan. Y si no sabes cómo, ¡sigue esta receta de Canal Cocina!

¡Feliz Semana Santa!