Su nombre delata sus orígenes. No sé si, como canta Manolo Tena, tendrá pasión gitana pero sangre española para dar y tomar. Pablo España Osborne es de esas personas que desde el primer momento enganchan. Apasionado y enérgico, busca formas de ir más allá y, sobre todo, se hace muchas preguntas. Portuense del 90, trabaja desde hace casi tres años en el departamento de Marketing de Ecovidrio.

Pero Pablo también es líder, que no jefe, de We are Seekers, una tribu que se define como una forma de ser y de entender la vida y que da a conocer historias que inspiran y que ilusionan. Hoy queremos conocer la suya.

  1. ¿Quién es Pablo España?

Un joven como tantos otros que vive, trabaja y busca respuestas. De ahí la definición de Seeker, buscador. Pero para buscar respuestas primero tenemos que hacernos las preguntas adecuadas, que siempre van en la dirección de encontrar un sentido último a nuestras vidas. ¿Quién soy? ¿Quién quiero ser? ¿Qué quiero construir en mi vida? ¿Una familia, una carrera, unas amistades? ¿Amor o dinero? ¿Realidad o fantasía de redes sociales? ¿Compromiso o miedo? ¿Quiero ser yo mismo o quiero copiar lo que hacen otros o lo que manda la sociedad? Cuando tenga 70 años y vuelva la vista atrás, ¿qué me gustaría ver? ¿Quiero sólo tener o sobre todo quiero ser?

  1. ¿Por qué estudiaste en ESIC Business&Marketing School?

En esta sociedad que promueve que demos una imagen de éxito constante podría contar que fue una vocación temprana, pero la verdad es que fui sencillamente porque suspendí selectividad y era la mejor opción que tenía. Sin embargo, como tantas veces en la vida, lo que parecen fracasos acaban siendo la semilla de los éxitos. Y ha sido una de las mejores casualidades que he tenido en mi vida porque fue donde pude desarrollar mis puntos fuertes: creatividad, hablar en público, etc. Pero, sobre todo, mi capacidad de empatizar con la gente.

  1. Shawn Achor, psicólogo que se define como investigador de la felicidad, tiene una charla TED en la que dice que la felicidad inspira la productividad. También afirma que “la lente con la que vemos el mundo transforma nuestra realidad. Y si cambiamos la lente, no sólo cambia el grado de felicidad sino también los resultados educativos y empresariales”. ¿Qué te parece?

Me parece que, para mirar a nuestro alrededor, lo primero que hay que hacer es mirarse a uno mismo, conocerse y quererse, sin negar nuestros defectos ni tampoco nuestras virtudes. Santa Teresa decía que humildad es verdad. Y cuando te conoces y eres capaz de regar tu jardín, podrás ayudar a regar el jardín de las personas que te rodean. Lo contrario es huir. Así, uno es capaz de mirar al mundo. ¿Con qué lentes? Con las de la verdad y el amor, que son las que hacen falta.

  1. Has desarrollado tu carrera profesional en el mundo del Marketing. Aparte de tu formación, ¿cómo han influido tus competencias y tu actitud en las entrevistas de trabajo?

La actitud lo es todo. De hecho, creo que la actitud es más importante que la aptitud. Decía Viktor Frankl, neuropsiquiatra judío que sobrevivió a los campos de concentración: “Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas —la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias— para decidir su propio camino”. Además, la vida es un camino de perfección en el que aprendemos a través de nuestros errores, y siempre, siempre, podemos aprender algo nuevo, en aptitudes y en actitudes.

  1. We Are Seekers nace en junio de 2013. ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Y qué?

We Are Seekers nace cuando comprendí que yo era un buscador y que encontraba mucha gente a mi alrededor que también lo era. Se hacían preguntas y buscaban respuestas, y la primera era conocerse y luego conocer al otro, pero de verdad. Todo empezó en una discoteca a las cinco de la mañana cuando me di cuenta de que llamaba amigo a alguien a quien apenas conocía: ¿Qué hacía en su día a día? ¿Qué haría si el dinero no existiera? Etc. De ahí nace We Are Seekers.

La camiseta de la tribu We are Seekers.

La camiseta de la tribu Seekers.

  1. Habéis tenido ponentes de muy diferentes sectores y ámbitos y muchos otros mentores han formado parte de We Are Seekers mediante diálogos y encuentros. ¿Qué tiene que tener una persona para poder compartir su vida con los seekers?

Los ponentes en Seekers son ante todo personas que vienen a compartir sus éxitos y sus fracasos por si pueden ayudar a otros, y encuentran en la audiencia a jóvenes inquietos que se formulan preguntas y buscan respuestas.

  1. ¿Quién es la persona que más te gustaría llevar a hablar con los seekers y por qué?

Es muy difícil de responder. A Seekers hemos llevado a personas muy distintas y muy interesantes, algunos de los cuales desnudaron sus corazones de modo admirable para procurar resultar de ayuda a los que vienen detrás de ellos. El perfil ideal es el del ser humano con valores, humilde, verdadero, sin doblez, que en vez de aparentar prefiere ser, y que muestra su vida para enseñar a otros.

  1. ¿Hacia dónde va We Are Seekers?

¡Quién sabe a dónde llegaremos! Cuando lo comencé nunca pensé que llegaríamos a esto, a conectar gente distinta, a sentir que formamos parte de algo y que tenemos en común ser buscadores de la verdad, de la felicidad, de lo real frente a lo virtual. No sé, quizá incluso creamos un medio de comunicación de historias donde el centro no sea el poder sino la persona y los valores. ¡Quién sabe!

21077436_896619143809492_3167924678133192665_n

  1. En un mundo ultraconectado por cables, fibras y nubes, We Are Seekers también apuesta por la conexión, pero más humana, de tú a tú y cara a cara. ¿Qué opinas de estas nuevas comunicaciones y, al fin y al cabo, relaciones?

Hace poco escuché decir a una persona que admiro que We Are Seekers es la primera red social física. Vamos hacia eso. Vamos hacia la desconexión para volver a conectar. Vamos a que lo online es nuestro nexo pero lo offline nuestro universo.

     10. ¿Qué crees que es lo que de verdad importa en la vida?

La verdad y el amor, el compromiso contigo mismo, con tus ideales y con los demás, y la regla de oro: trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti.