Hay una tendencia que pisa fuerte en el mundo gastronómico, los poke bowls. Se trata de una comida típica de Hawai que consiste en una base, generalmente de arroz o de quinoa, a la que se añade el ingrediente principal, pescado crudo. El plato se completa con los llamados súper alimentos como aguacate, algas, semillas, kale… Estas ensaladas hawaianas son perfectas para depurar los excesos que todavía nos sobran de Navidad. Te contamos dónde probar poke bowls en Madrid.

Uno de los platos más famosos de La Pagoda -calle Félix Boix 7- es el Salmon Poke Bowl, un bol de arroz con salmón macerado, lechuga batavia, wakame y mayonesa japonesa (9,80 euros).

Elaboración de Poke Bowl en La Pagoda.

Elaboración de Poke Bowl en La Pagoda.

El pasado verano abrió sus puertas en la calle Libertad 17 Aloha Poké, especializado en estos bowls.  Permite crear pokes a tu gusto en cuatro pasos: base, proteína, salsa y toppings. Los precios varían desde los 9,90€ el tamaño pequeño hasta los 12,90€ el grande.

L.A. Sushi tiene dos locales, uno en Espíritu Santo 16 y otro en Príncipe de Vergara 252. Por unos 12 euros disponen de cuatro tipos de pokes cuyas bases son iguales: arroz de sushi y distintos ingredientes como edamame, aguacate, pepino, cebolleta y alga nori. Después se debe elegir entre salmón macerado con salsa kimchi, pez mantequilla macerado con trufa y lima, pollo teriyaki con un toque picante o atún macerado con soja y wasabi.

 

También es famoso el poke de atún de Buns&Bones y debido a su éxito han incluido también de salmón, de pez mantequilla y hasta de tofu. Tiene varios establecimientos en Madrid, en Santa Isabel 5, en San Bernardo 12 y en Guzmán el Bueno 69.

Poke de pez mantequilla de L.A. Sushi.

Poke de pez mantequilla de L.A. Sushi.