El periodismo es un tema bastante recurrente en la gran pantalla. Desde los primeros años de la industria cinematográfica hasta hoy, ha inspirado grandes producciones. Hoy hablamos de algunas de ellas.

Vamos a empezar por una película que está considerada como una de las obras maestras de la historia, Ciudadano Kane. En 1941 Orson Welles dirigió, escribió, produjo y protagonizó este film sobre la vida y legado de Chales Foster Kane, un personaje basado en William Randolph Hearst. Narrada principalmente mediante flashback, la historia se cuenta a través de la investigación de un grupo de periodistas que quiere descubrir el significado de la última palabra que dijo el magnate de prensa antes de morir: Rosebud.


En 1976 se estrenó Todos los hombres del presidente. Robert Redford y Dustin Hoffman protagonizan la película basada en el libro homónimo de Woodward y Bernstein que se publicó en 1974. La investigación de un simple allanamiento del cuartel general del Partido Demócrata en Washington desencadena en el famoso escándalo Watergate que obligó a Nixon a dimitir.

George Clooney demuestra que no sólo es actor en 2005 con Buenas noches y buena suerte, su primera película como director. El pulso entre la prensa y el poder marca el argumento de este thriller político rodado en blanco y negro.  En la década de los cincuenta empezó el periodismo televisivo en Estados Unidos, que trajo consigo el enfrentamiento entre el presentador de las noticias  de la CBS Edward R. Murrow, y el senador McCarthy y el Comité de Actividades Antiamericanas. Murrow y su equipo abrieron fuego y acusaron al senador de llevar a cabo una “caza de brujas” anticomunista hasta límites insospechados. McCarthy no se quedó de brazos cruzados y acusó al presentador de comunista y antipatriota. La indignación pública no se hizo esperar, pero el equipo de la CBS no se detuvo pese a los peligros que corría. El trabajo dio resultado y McCarthy se presentó ante el Senado donde sus mentiras y su política abusiva fueron destapadas.

Terminamos con  Spotlight, ganadora en 2015 de los Oscar a la mejor película y al mejor guión original. Tom McCarthy dirige un film sobre la investigación de unos reporteros del Boston Globe que destapó el escándalo de la Iglesia Católica de Massachussets por los abusos sexuales de los sacerdotes de Boston. Mark Ruffalo y Michael Keaton son algunos de los personajes.