Intimissimi se enamoró de ella en Instagram, pero no sólo por su piel morena, pelo largo y castaño, ojos claros y metro setenta y cinco de estatura. Además de su evidente belleza, Shlomit Malka era cabo del ejército israelí. Así que pidió un permiso a las Fuerzas Armadas de Israel para comenzar su andadura en el mundo de la moda, sector donde hoy desarrolla su carrera profesional.

Shiloh reconoce que la disciplina militar le ha servido para aguantar el ritmo de trabajo de una modelo. Además confiesa que le gustó compatibilizar ambas profesiones porque “por un lado tuvo que ponerse ropa maravillosa y viajar de un lado a otro y, por otro, usar un uniforme y cumplir órdenes. Fue un equilibrio adecuado para mantener los pies en la tierra”.

Hasta hoy la israelí ha trabajado para L´Oréal, Ralph Lauren, Schwarzkopf, Unilever, Garnier… La trayectoria de Malka demuestra que hay cambios positivos que no se buscan, sino que son fruto del destino.