El Economista ha publicado hace unos días las nuevas tendencias en el campo de los Recursos Humanos que depara este año 2020. Mientras que el año pasado destacó la cultura empresarial basada en el bienestar de los empleados, 2020 se centra en la “gamificación, la persecución de la digitalización en todas las áreas de las organizaciones o el impulso a los equipos de trabajo intergeneracionales“.

El artículo de este diario económico destaca siete tendencias, y la primera de ellas es el inbound recruiting. ¿Sabes qué es?

Es un derivado del inbound marketing del que ya hemos hablado en este blog y se trata de una metodología de reclutamiento para atraer a la persona más adecuada y ejecutar su contratación de manera rápida, haya o no una oferta de empleo. Hablamos de una especie de marketing de atracción y seducción. Hay cuatro fases que componen el embudo de esta estrategia:

1. Atracción del talento mediante la difusión de los valores de la compañía y de su filosofía de trabajo.

2. Conversión de los interesados en candidatos. ¿Cómo? Mediante una comunicación clara de qué profesionales se buscan y qué conocimientos y habilidades se requieren, además de detallar las principales oportunidades. Es importante disponer de ágiles formularios de inscripción a las ofertas de empleo.

3. Contratación del perfil más adecuado. Es básico dar feedback constante para evitar generar incertidumbre.

4. Enamoramiento. La relación no ha de descuidarse una vez incorporado en la empresa.