25.000 euros por discriminación laboral. El gobierno balear multó a Iberia por la exigencia de un test de embarazo durante el proceso de selección de personal.

Diario de Mallorca avanzó la noticia este fin de semana y las reacciones no se han hecho esperar. La gerente de Prevención Laboral de Iberia, María Teresa García Menéndez, comunicó que “teniendo en cuenta la sensibilidad que genera el actual protocolo de protección de mujeres embarazadas, dejaremos de incluir la prueba de embarazo en el reconocimiento médico de ingreso”.

Casi la mitad de la plantilla de Iberia está compuesta por mujeres.