Recta final. Cantidad de jóvenes españoles estáis a punto de empezar la universidad y muchos de vosotros dependéis de la nota media para acceder a la carrera deseada.

De Valentí Sanjuan ya hemos hablado en este blog. Hace unos días, en su vlog diario, habló de que por quedarse a dos décimas de la nota de corte, no pudo cursar Periodismo. Este hecho frustró en un primer momento sus planes y pensó incluso en no ir a la Universidad. Por aquel entonces, se podía hacer Periodismo de segundo grado. Es decir, tras licenciarse en una carrera universitaria, la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona hacía un examen de acceso al que se presentaban unas 500 personas para 80 plazas para Periodismo.

Así que Valentí se lanzó a licenciarse en Humanidades, una carrera que le aburrió tanto que ni siquiera acudía a clase. Sin embargo, esto le llevó a interesarse por otros aspectos y aprendió cinco cosas que cobraron sentido más adelante.

El mensaje que queremos dejar con todo esto es que aunque las cosas no sigan el guión que nos hemos marcado, no vale tirar la toalla, sino que tenemos que buscar un plan B. Y es posible que ese plan B nos depare un camino tanto o más prometedor que nuestro proyecto inicial.

P.D.: Valentí Sanjuan cursó Periodismo en la UPF de 2000 a 2002.