En los últimos años hemos vivido una profesionalización de la gastronomía. Hasta hace un tiempo la formación para convertirse en chef, en cocinero jefe, corría a cargo de determinadas escuelas de cocina repartidas por el mundo, algunas muy famosas como Cordon Bleu o École Hôtelière de Lausanne. Los fogones de restaurantes de alta cocina también eran un buen lugar para formarse.

Hoy la gastronomía ha evolucionado tanto que escuelas y universidades han incluido en su oferta carreras para satisfacer una demanda que también ha sido motivada por los concursos televisivos de cocina. Estos cursos no sólo imparten conocimientos de cocina sino que enseñan contabilidad, nutrición o servicio al cliente para la correcta administración y gestión de un restaurante. Sin ir más lejos desde 2011 en España existe Basque Culinary Center, cuyo fin es “la formación superior, la investigación, innovación y promoción de la gastronomía y la alimentación”. Se trata de una institución académica pionera a nivel mundial que además de su grado en Gastronomía y Artes Culinarias, ofrece toda clase de másteres, talleres y cursos de especialización.