En la actualidad muchas empresas tratan de implantar procesos de selección originales y atípicos en busca de dar con el mejor candidato. Es el caso de Walt Bettinger, CEO de Charles Schwab, que a veces hace las entrevistas de trabajo en la cafetería de su oficina. Hasta aquí no hay nada especialmente raro.

Sin embargo resulta que Bettinger, previamente a recibir al aspirante al empleo, queda con el camarero en que lleve a la mesa un pedido equivocado para ver la reacción del invitado. ¿Por qué? En una entrevista al New York Times explicó que de esta manera podrá entender cómo la persona lidia con la adversidad. Si está frustrada o molesta. Es una forma de entender lo que hay dentro de su corazón en lugar de ver sólo lo que hay en su cabeza.

We’re all going to make mistakes. The question is how are we going to recover when we make them, and are we going to be respectful to others when they make them?

Y a ti, ¿qué se te ocurre para descubrir cómo es realmente el candidato más allá de los métodos tradicionales?