Muchas veces necesitamos trabajar fuera de la oficina. O somos freelance y no tenemos lugar de trabajo. Las cafeterías se presentan como una buena opción, pero no todas son válidas. Además de tener acceso a wifi, el sitio debe ser tranquilo y cómodo. Normalmente solemos pensar en Starbucks, pero existen otras alternativas más allá de la cadena norteamericana. Nos paseamos por Madrid para traerte algunas de ellas.

En la Plaza de San Ildefonso 9, La Bicicleta Café es un lugar idóneo para trabajar. Los grandes ventanales hacen que el espacio sea muy luminoso y dispone de cómodos sofás y de puestos con enchufes y cargadores universales. Incluso hay cajoneras con llave para no dejar desatendido el ordenador en caso de levantarse al cuarto de baño, por ejemplo. Por supuesto el wifi es gratis y puedes amenizar la jornada con repostería artesanal y comida sana. El café se cuida. Ah, y si por casualidad eres amante del ciclismo o de las bicicletas, la visita es obligada.

También en el número 9 pero en este caso de la Plaza de las Comendadoras, encontramos Federal Café. El local es amplio y las cristaleras dan mucha luminosidad. Hay varias zonas y podrás elegir entre instalarte en taburetes, en sillas bajas o en una gran mesa comunitaria que hay en el centro. Y no importa a la hora que vayas, la carta es muy apetecible tanto en desayunos como en comidas, meriendas y cenas.

La mesa alargada central de La China Mandarina, en la Plaza del Cascorro 17, es perfecta para trabajar, pero no la única. Además hay enchufes para cargar el ordenador. El menú es variado y saludable.

Carta de La China Mandarina, en la plaza del Cascorro 17.

Carta de La China Mandarina, en la plaza del Cascorro 17.

Nos despedimos con optimismo desde Wanda Café, en María de Molina 1. La decoración es alegre, “tropical y colorista”, y en sus mesas hay tomas de corriente. La cocina está abierta todo el día y es la elección de muchos de los alumnos del vecino IE Business School para hacer sus trabajos y estudios.