Un año más, con el fin del verano, abre el plazo de las míticas applications in investment banking. Las expectativas que genera trabajar en un banco de inversión son enormes. A pesar de que empresas menos clásicas se hayan implantado con fuerza entre las aspiraciones de los más jóvenes, la banca de inversión sigue siendo el objetivo de muchos estudiantes.

En este sector la competencia es feroz. Tanto que muchos descartan esta opción por miedo al proceso de selección o a los mitos que han leído o que otros les han contado.

“¿Por qué quieres trabajar en banca de inversión?”

“Porque me gustan mucho las finanzas.”

Error, esta no es la respuesta. No podemos limitarnos a argumentarlo de esta manera. Así no llamaremos la atención del equipo de Recursos Humanos y menos aún del equipo del que queremos formar parte. Debemos ser capaces de marcar la diferencia en cualquier entrevistaFuera tópicos y fuera frases hechas.

Estos argumentos no demuestran ni conocimiento ni motivación y, por lo tanto, en procesos de selección tan masivos inmediatamente uno se queda a las puertas de cumplir su sueño. Y esto no es por ser más listo o menos listo, saber más o saber menos, es por falta de preparación.

Participar en el proceso de selección de empresas como Goldman Sachs, J.P. Morgan o UBS o incluso en boutiques, requiere conocer la industria por la que en teoría mostramos pasión. Sin duda hay habilidades técnicas que serán juzgadas y para ello deberemos pasar una serie de pruebas. Pero ante todo, preparación, paciencia y motivación.

En Jobientation os damos las pautas para afrontar las famosas applications online y las entrevistas posteriores.

Ready? Go.

Belén Fontcuberta.