¡Empezamos septiembre con un poco de humor! 

Cada vez son más los anglicismos que empleamos en nuestro día a día, y las oficinas no quedan al margen de esta tendencia… Sin embargo está claro que emplear anglicismos no nos hace bilingües…